La boca es realmente una cavidad articular, es decir, una cavidad en la que se produce movimiento (masticación, fonación, deglución). Las superficies en las que se produce movimiento (como la boca o una rodilla) necesitan un líquido para que lubrifique y facilite ese movimiento, así, en una rodilla ese lubricante es el líquido sinovial y en la boca el lubricante es la saliva.

La saliva es fundamental para el buen estado de nuestra salud bucodental dado que ayuda a mantener los dientes fuertes y a evitar caries, úlceras y mal aliento.

En condiciones normales producimos más de un litro de saliva al día, que deglutimos. La saliva es producida por las glándulas salivales. A medida que envejecemos nuestras glándulas salivales (igual que el resto de las glándulas) producen cada vez menos saliva y es entonces cuando puede aparecer la sequedad de boca o “xerostomía”. Este es, el envejecimiento, la primera causa de sequedad de boca o xerostomía. En otras muchas personas se produce una boca seca como consecuencia del consumo de determinados medicamentos que producen como efecto secundario esta sequedad. Estos medicamentos son fundamentalmente todos los ansiolíticos, tranquilizantes e hipnóticos y también muchos medicamentos antihipertensivos. Otra causa que afecta a placientes más jóvenes es un tipo de enfermedad autoinmune que se conoce como Síndrome de Sjogren. En todo caso, para el diagnóstico de una xerostomía tenemos que hacer una “sialometría” que es la medición de la cantidad de saliva en un tiempo determinado, por ejemplo, en una hora. Solo así podemos asegurarnos que padecemos realmente de boca seca, porque en muchas ocasiones la boca seca es una sensación pero no es una realidad, por ejemplo en el caso de que tengamos que hablar mucho tiempo seguido o de que haga mucho calor, o que no respiremos bien por la nariz y tengamos que hacerlo por la boca.

El tratamiento más sencillo para la boca seca es un tratamiento de sustitución, es decir, igual que se usan lágrimas artificiales, hay saliva artificial que se aplica mediante espray o colutorios. Suele ser también eficaz para estimular la secreción salival tener un cuerpo extraño en la boca, una pajita por ejemplo, truco que conocen los hombres del campo desde hace muchos siglos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies